:: Via crucis
:: Novena a Santa Genoveva
:: El Rosario y Santa Genoveva
:: Visita el Sepulcro de la Santa
Orar es lo más sencillo que hay en la tierra y en la vida humana. Bastará para probarlo la necesidad tan grande que tenemos de la oración.
Para orar, basta únicamente conocer a Dios y conocerse a sí mismo. Para orar no debe uno ser sabio ni elocuente ni rico ni estimado.
Cuán ilimitada es la bondad de Dios y cuán profunda es nuestra miseria! Nuestra necesidad la encaminan nuestras palabras. Lo único que hace falta, algunos pensamientos buenos; cuantos menos, mejor; algunos deseos y finalmente algunas palabras internas; pues de otro modo no hay oración.
Madre Genoveva

Manuscrito de
Santa Genoveva

  Inicio