Amor fue Genoveva 
Dios es amor, lo dice la Escritura
y Genoveva bien que lo sabía.
Tanto, que ser como Él ella quería
y a serlo se aplicaba con premura.
Ser santa, por amor, era su anhelo
y sólo en el amor se entretenía.
Amor que sabiamente repartía
amando a Dios y al prójimo con celo.
Ver al prójimo en Dios fue su receta
y a Dios en el hermano, su ejercicio.
Así fue su camino hasta la meta.
Toda su vida fue una dura prueba
y en ella consumó su único oficio.
Dios es amor y amor fue Genoveva.

Joaquín L. Ortega
Silos, abril 2006
 
50 Aniversario · Piropos
D. Joaquín L. Ortega, Director de la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC), nos ofrece el soneto «Amor fue Genoveva» en el tercer aniversario de la canonización.